La preocupación a causa de este nuevo virus puede provocar ansiedad en los niños y las familias.

Aceptar un cierto nivel de preocupación, sin entrar en pánico, es adecuado y puede conducirnos a tomar medidas que reduzcan el riesgo de contagio.

Ayudar a los niños a lidiar con la ansiedad requiere proporcionar información y datos precisos sobre la prevención sin darles motivos para alarmarse innecesariamente.

A continuación compartimos pautas específicas que le pueden ayudar:

  • Conserve la calma y la tranquilidad.
  • Procure estar presente.
  • Evite culpar en exceso.
  • Controle el uso de la televisión y las redes sociales.
  • Mantenga una rutina normal en la medida de lo posible.
  • Sea honesto y claro.
  • Conozca los síntomas del COVID-19.
  • Revise y ponga en práctica hábitos de higiene básicos y un estilo de vida saludable como forma de protección.
  • Converse sobre nuevas reglas o prácticas en la escuela.
  • Comuníquese con su escuela.

Al compartir información, es importante asegurarse de proporcionar datos sin promover un alto nivel de estrés, recordarles a los niños que los adultos están trabajando para solucionar su inquietud y brindarles medidas que pueden tomar para protegerse.

La información sobre este nuevo virus cambia rápidamente; para obtener la mayor cantidad de información correcta, manténgase al tanto ingresando al https://www.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/index.html.

Tomado de National Association of School Psychologists

Copy link
Powered by Social Snap